miércoles, 7 de marzo de 2012

Piel a la Naranja (que no piel de naranja)

En el año de Nuestro Señor Jesucristo de 1492, tres carabelas, La Pinta, La Niña y la Santa María surcaban el Océano Atlántico en busca de una nueva ruta para llegar a Las Indias. Llevaban tres meses sin divisar tierra, un tal Cristóbal Colón Almirante y responsable de tal empresa estaba muy preocupado. ¿Acaso su cartografía le había mostrado un camino incierto? La tripulación estaba a punto de amotinarse y tirarlo al mar, estaba desmotivada, cansada y muchos de ellos sufrían de una enfermedad, la enfermedad de “la maldición de los marinos”. Los dientes se les caían, tenía hemorragias… lo que no sabían era que estaban a punto de entrar en la Historia. Lo que tampoco sabían era que “la maldición de los marinos” es hoy una enfermedad histórica.

Escorbuto es como se llamaba esa enfermedad y ascorbato el remedio.

No es que me haya trastornado y me dé ahora por hacer un blog histórico, porque mis conocimientos no van más allá de los mostrados en el anterior párrafo y estoy segura que alguien con más nociones históricas que yo, hasta me sacaría fallos del mismo.

¿Escorbuto que se cura con ascorbato? Escorbuto es una enfermedad asociada a una avitaminosis de vitamina C y se manifiesta con los anteriores síntomas descritos. El escorbuto se daba principalmente en marineros que se sometían a largas travesías llevando con ellos alimentos que aguantaran en el tiempo, principalmente alimentos secos. Desechaban los alimentos frescos como hortalizas y verduras, fuente entre otras cosas de vitamina C.


Ascorbato es la forma en la que la vitamina C se introduce en los cosméticos. La vitamina C en nomenclatura INCI es ácido ascórbico o puede ser introducida en forma de sal como ascorbato de algo (lo que sea).

La vitamina C en la saga de antienvejecimiento es de vital importancia. Si bien en el anterior artículo hablé del colágeno y sus características. La vitamina C es un aliado del colágeno. De hecho, es esencial para la formación de colágeno, es la responsable que el colágeno adquiera su forma de triple hélice. De hecho, uno de las consecuencias de los enfermos de escorbuto es la deficiencia en fibras de colágeno.

Es también antioxidante, pero lo curioso de esto es que es antioxidante de la crema… es decir, a las cremas hay que protegerlas y preservarlas si queremos que nos duren tiempo, pues bien, la vitamina C evita que nuestra crema se degrade y se oxide.

Pero  forma parte del proceso de antioxidación de la piel ya que es la protectora y guardiana de la vitamina E (tocopherol). La vitamina E es el antioxidante y su guardaspaldas, la vitamina C. Ergo, forma parte del proceso de antioxidación aunque no directamente.

Sí que es antirradicales libres, ahora que está tan de mida tomar nutricosmética de polifenoles de la uva para atacar los radicales libres que favorecen el proceso de envejecimiento. Pues la vitamina C es anti-aging.

El sol, es sin duda nuestro mejor aliado si queremos envejecer lo antes posible. Es lo que hoy en día envejece más la piel y con diferencia. La vitamina C potencia el efecto de los filtros solares.


También se dice de ella que es despigmentante. Lo es pero de manera indirecta. Es decir, forma parte de cremas con poder despigmentante, evita que estas evolucionen dando lugar a una crema oscura, tiene que ver con esas propiedades de antioxidante de cosméticos.

Mis queridos lectores, después de haber alabado a nuestra vitamina C, os veo ya afilando los cuchillos y sacando el exprimidor para haceros un buen zumo de naranja. Y he de deciros que NO, que NO os hagáis un zumo de naranja. Por irónico que parezca, desde el punto de vista cosmético, la vitamina C se absorbe mejor por piel que por ingestión. Resulta curioso que os de la chapa diciéndoos que la cosmética llega a la primera capa de la piel, que penetra lo justo y necesario. Pues la vitamina C penetra lo justo y necesario también, pero desde el punto de vista cosmético es más aprovechable de esta manera que por vía oral.


El I+ D de la vitamina C, no sólo se lleva a cabo en cítricos como el limón o la naranja. Del kiwi también se obtiene vitamina C. Pero la fruta con mayor concentración de vitamina C es la acerola.

La primera patente de vitamina C cosmética la tuvo Helena Rubisntein con una crema de vitamina C que se publicitaba como que contenía “vitamina C fresca”. La vitamina C es muy sensible. De hecho las madres te dicen que te bebas el zumo de naranja lo antes posible porque “se evaporan las vitaminas”. La vitamina C es termolábil, se destruye con el calor. Pues Helena Rubisntein observó como un cítrico conservaba la vitamina C. Vio que el aceite esencial de la corteza era lo que conservaba la vitamina C en la naranja. Y se las ingenió para encapsular la vitamina C en dicho aceite y meterlo en una crema. Hoy en día Helena Rubisntein, tiene una crema de vitamina C. Body Shop tiene capsulitas y serums de toda una línea de vitamina C con unas concentraciones de la misma en la crema muy altas.

La vitamina C, sería el primer principio activo antienvejecimiento que nos tendríamos que echar a finales de la veintena para ir preparando nuestra piel para un buen envejecimiento.

Si viajáis de crucero, no sé que deciros si llevaros zumos de naranja para evitar el escorbuto o un salvavidas porque últimamente a los barcos les da por hundirse.

Por cierto, Cristóbal Colón descubrió América y murió sin saber que había descubierto un nuevo continente.

PD: Las imagenes son propias, salvo la de la bodega de una carabela, con licencia Creative Commons, cuyo autor es Edward the Confessor.

sábado, 3 de marzo de 2012

Una pizquita de vanidad

Hola blogueras de Ingeniería de los Cosméticos, mi siguiente artículo estará el martes 06/03/2012 subido. Se llamará: "Piel a la naranja (que no piel de naranja)" continuando la saga de antienvejecimiento y hablando de las bondades de la vitamina C.

Mientras tanto os quiero dejar con unas ideas de fin de semana:

1.- En mi anterior artículo hablé de Irene Romero (Experta en cosmética también), una profesional del sector cosmético bloguera como yo y que tiene muchas ideas de maquillaje, os dejo su blog, donde tenéis muchas ideas de belleza y un montón de blogs de belleza que sigue: http://ireneromeromakeup.blogspot.com/

2.- Otra profesional de la belleza (hizo el Máster de Cosmética y Dermofarmacia conmigo) y que le encanta el mundo de la moda, las tendencias, lo más distinguido del panorama.. tiene en facebook todo una gama de ideas: "Narciso MeEnvidia".

3.- Como he escrito en mi blog, nos encanta sentirnos únicas, nos encantan cosas exclusivas... pero eso a veces no es apto para nuestros bolsillos. Descubrí en uno de mis viajes una tienda en Arévalo (Ávila) donde hacen todo tipo de trabajo con avalorios, cristales de swarovski, miyuki, cuero... y te hacen totalmente personalizado y único tocados, bolsos, broches, camisetas, pendientes, pulseras... todo un universo chic y súper original de complementos. Os dejo su blog y a través de él os podéis poner en contacto con Helena, por si os interesa alguna cosa. http://cycbyhelen.blogspot.com/

4.- Me encanta recibir preguntas y dudas vuestras. Si tardo un poco en responderlas es porque estoy desbordada con ellas. Deciros que si me habéis escrito últimamente y no os he respondido es porque por error he debido de borrar algunos mails. Por favor, volved a enviármelos si no os he respondido. Pero quiero haceros una propuesta, todo lo que no sea personal y podáis ponerlo en el facebook de "ingeniería de los cosméticos", hacedlo por favor. Por dos razones, la primera es que a veces cuando borro del tirón unos cuantos mails, por error puedo borrar los vuestros. Y la segunda es porque nos enriquecemos todos. Si ponemos una consulta en el facebook (yo lo tengo más controlado para no borrar), respondo a todas las personas que tienen la misma duda y también porque generamos debate, foro, expectación... Muchas gracias.

5.- Me encantaría dejaros por hoy con "una pizquita de vanidad", es el anuncio de Dior del 2012. Es un anuncio que me encanta, está hecho en el salón de los espejos de Versalles, con Charlize Theron, con una fotografía impresionante, con mucho gusto y glamour...